50 secretos que los pilotos no te dirán

Hemos pedido a varios pilotos que nos cuenten la verdad sobre las reglas de seguridad absurdas...

... los retrasos inexplicables, el aire, las actitudes y lo que sucede en realidad tras la puerta de la cabina. Lo que nos contaron cambiará nuestra manera de volar.

LO QUE NOQUEREMOS SABER

“Me suelen presionar para que cargue menos combustible del que quisiera para estar tranquilo. Las líneas aéreas buscan siempre llegar al presupuesto y para llevar combustible hay que quemar combustible. A veces, cuando llevas la cantidad justa y te topas con tormentas eléctricas o demoras, se te acaba y tienes que buscar un aeropuerto alternativo”.
Comandante.

“En la comunidad de pilotos hay infinidad de afecciones en la columna y problemas gastrointestinales”.
Miguel Rojas, piloto.

“En ocasiones la línea aérea no nos da tiempo para almorzar ni comer. Tenemos que retrasar los vuelos para poder comer algo”.
Primer oficial.

“Nuestra columna vertebral se ve afectada por estar sentados tantas horas y cargar y tirar de maletas, la vista también por los constantes cambios de temperatura y luz”.
Erich Otero, primer oficial.

“La cabina es nuestro lugar de trabajo, la única oficina donde tienes paisajes diferentes cada día”.
Gerardo Rosales, piloto particular.

“Estaba a punto de cumplir 60 años y en el último vuelo, antes de jubilarme, una llanta del tren de aterrizaje reventó al despegar. No podía detener el avión hasta la siguiente escala. Durante el trayecto, los pilotos practicamos en los simuladores un procedimiento especial para aterrizar. Por fortuna salió bien y en cinco minutos se arregló un problema grave. Los pasajeros ni se dieron cuenta”.
Luis Franco Lares, piloto jubilado.

LO QUE QUEREMOS QUE SEPAS

¿Por qué a los pilotos se nos paga una suma de dinero importante? “En nuestras manos está la vida de muchas personas, tenemos una enorme responsabilidad. Además, pilotamos un avión muy caro”.
Miguel Ángel Ávila, trabajó durante 30 años en una importante línea aérea

“Casi siempre, el aterrizaje es un buen indicador de la pericia del piloto. Así que, si quieres decirle algo agradable al piloto al bajar del avión, dile ‘Qué buen aterrizaje’. Lo agradecemos”.
J. D., piloto de una línea aérea.

“En realidad ésta es una de las únicas profesiones donde se requiere certificación por lo menos una vez al año para continuar trabajando”.
Antonio Corona, ex piloto con 39 añosde experiencia.

“Los altos sueldos no se dan de la noche a la mañana. La empresa te va ascendiendo y capacitando precisamente porque en un futuro serás el responsable de un avión y una gran cantidad de vidas”.
Fernando Buenfil, fue sobrecargo y comandante durante 39 años.

“El aire de la cabina no es tan sucio como se cree. Una parte del aire se recircula para reducir la humedad, pero se hace con filtros HEPA de calidad hospitalaria, por lo que está más limpio que el de la mayoría de los edificios públicos”.
J. S.

“Cada seis meses hacemos cursos para estar capacitados y responder en caso de anomalías y emergencias”.
Daniel Sánchez, piloto con 33 años de experiencia.

“Cuando vuelas en el avión más pesado de la empresa, el que tiene la tecnología más actualizada como el Airbus A380, vuelas con el piloto que tiene más experiencia”.
Sergio Zubieta, ex piloto.

“No, no es tu imaginación: las compañías aéreas han ajustado sus horas de llegada para que puedan tener una mejor puntuación en cuanto a puntualidad. Así que pueden decir que un vuelo dura dos horas cuando realmente dura hora y media”.
Comandante.

CUÁNDO HAY QUE PREOCUPARSE

“No existen los amerizajes. Es un eufemismo para estrellarse en el océano”.
Piloto.

“Cuando escuches por el altavoz: ¡Tripulación de cabina suspendan el servicio y ocupen sus lugares! En ese momento, si los sobrecargos están repartiendo alimentos, guardarán el carrito lo más rápido posible porque puede ser un proyectil o se va a entrar en una zona de turbulencias”.
Antonio Vargas, comandante con 23 años de experiencia.

“Escucha las indicaciones de seguridad de los sobrecargos. Son tan cotidianas y es tan seguro viajar que nadie les hace caso. De estas indicaciones depende el pago de una aseguradora”.
César Ortega, comandante.

CUÁNDO NO HAY QUE PREOCUPARSE

“Un piloto que no descansa no es seguro. Pedimos de 36 a 72 horas de descanso entre vuelos nocturnos de largo alcance”.
Manuel Manzanilla, comandante.

“Los pilotos no entienden por qué tantas personas tienen miedo a las turbulencias. Es casi imposible que una turbulencia haga que un avión se estrelle. Evitamos las turbulencias no porque temamos que arranquen un ala al avión, sino porque son molestas”.
P. S.

“El avión es el medio de transporte más seguro. Las máscaras de oxígeno saltan solo si se rompe una ventanilla y el avión se despresuriza. Pero la estadística de accidentes es mínima, del 0,02%”.
Alejandro Olivar, piloto.

“Me han caído dos rayos, igual que a la mayoría de los pilotos. Los aviones están diseñados para soportar rayos. Escuchas un gran trueno y ves un gran destello, eso es todo. Los rayos no derriban aviones”.
Piloto de una línea aérea regional.

NO LO ENTENDEMOS

¿Por qué las ventanillas deben estar abiertas al despegar y aterrizar? “Nadie lo explica porque podría crear un poco de miedo. En caso de un accidente, con la ventana abierta el pasajero observará en qué posición está respecto al terreno y tendrá cuidado al quitarse el cinturón de seguridad por si se encuentra de cabeza, y otra es para que los equipos de rescate puedan ver como están las cosas dentro del avión.

“Si van a reclinar los asientos, por favor miren antes detrás. No tienen idea de cuántos ordenadores portátiles se rompen cada año por los pasajeros groseros que abaten el asiento con total indiferencia a lo que pasa detrás de ellos”.
J. N., analista de seguridad aeronáutica y comandante retirado.

“La aviación se creó por error, ensayo y corrección. Las reglas de seguridad no son porque a alguien se le ocurrió, son porque han sucedido percances y experiencias malas. Cuando a los pasajeros se les dice algo, no es por molestarlos, es para prevenir”.
Alejandro Olivar.

CONSEJOS PARA PASAJEROS NERVIOSOS

“Ten confianza para que disfrutes del vuelo, el avión es seguro en toda su longitud”.
Miguel Ángel Ávila.

“Si eres nervioso, vuela por la mañana. Más tarde, el calentamiento del suelo genera más bolsas de aire y es más probable que haya tormentas eléctricas por las tardes”.
J. J, piloto.

“Si eres nervioso, mejor distráete leyendo un libro”.
Francisco Altamirano, piloto.

LO QUE NOS MOLESTA

“Los controles de seguridad. La revisión que hacen en los aeropuertos resulta ofensiva también para nosotros. Te quitan los zapatos y de repente… ¡Zas! Llevas el calcetín que tenía un agujero”. No hay forma, hay que ser tolerantes”.
Antonio Vargas.

“En el avión el capitán es la única autoridad, a menos que esté el presidente del país. Por tanto, si los pasajeros se ponen pesados los bajamos”.
Fernando Buenfil.

“Cuando ven a un piloto parece que llevamos un cartel que dice ‘Información’. Es muy común que la gente en el aeropuerto nos pregunte dónde sale su avión o sobre el vuelo. Señores, hay pantallas con los vuelos y horarios, si levantan la vista van a ver carteles con la información”.
César Ortega.

SOBRE LAS ABSURDAS INSTRUCCIONES DE SEGURIDAD

“La aviación mundial tiene unas reglas a veces fuera de contexto. Antes de volar llama a la compañía aérea y pregunta cuáles son las restricciones de equipaje en ese momento”.
Miguel Ángel Ávila.

“Cuando les pedimos que se quiten los cascos, no es para estropearles la diversión. Solo queremos que puedan escucharnos en caso de emergencia”.
P. S.

“¡Apaga tu teléfono móvil! Las ondas de los móviles son muy potentes, la señal sale por la antena del avión y afecta a la lectura de nuestros instrumentos. Es un asunto de seguridad, por un teléfono encendido no pasa nada, pero si los 120 pasajeros lo encienden sí afecta la operación, sobre todo en vuelos nocturnos”.
Antonio Vargas.

“Puede quedarse paralítico alguien por no obedecer las instrucciones, ya que se levantan antes de que el avión llegue a su posición. Tenemos que velar por la seguridad de los pasajeros y si tienen el cinturón y no se levantan es por su seguridad”.
Marco Antonio Velázquez.

“Lo más difícil es volar cuando un hijo está enfermo o la mujer en una celebración familiar”.
Francisco Antonio Corona.

“Por motivos de seguridad, se ha perdido el contacto con el pasajero. Ahora los niños no pueden pasar a cabina a hacerse una foto, está prohibido”.
César Ortega.

EN EL AIRE, NO TODO ES GLAMOUR

“Las personas creen que nos divertimos, pero trabajamos hasta 12 horas seguidas”.
Francisco Altamirano.

“Cuando te subes al avión a las 7 de la mañana, desearías que el piloto hubiera descansado bien y estuviera alerta. Sin embargo, los hoteles que nos asignan son tan malos que paso muchas noches dando vueltas en la cama. Están en zonas peligrosas, son ruidosos, tienen chinches y en ocasiones ha habido personas apuñaladas en el aparcamiento”.
J. S., comandante.

 

MÁS CONSEJOS

“¿Tienes frío en el avión? Díselo a tu sobrecargo. Estamos en una lucha constante con ellos por la temperatura. Como se están moviendo todo el tiempo por los pasillos, suelen pedir, ‘Encended el aire acondicionado’. Sin embargo, la mayoría de los pasajeros que conozco pasan frío”.
Comandante.

¿El lugar más seguro? “Cualquier lugar es bueno. Claro, si es un avión pequeño y los motores están atrás, el que se sienta al final de la fila va escuchar mucho ruido”.
Miguel Ángel Ávila.

“A mis hijos les digo que viajen siempre con zapatos cerrados. Si hay que evacuar y se te caen las sandalias, tendrás que estar descalzo sobre la pista caliente o sobre hierba”.
J. D.

“Una recomendación para los oídos en el descenso: a los bebes o lactantes denles el pecho o biberón para que con la succión pueda aliviar la presión, si son niños masticar un chicle y para los adultos abrir y cerrar la boca.
Antonio Vagas.

“La mayoría de las personas se ponen enfermas después de viajar, no por lo que respiran, sino por lo que tocan. Piensa siempre que la bandeja y el botón para echar el asiento hacia atrás no han sido limpiados; lo que sí limpiamos es el baño”.
P. S.

“El flujo general de aire en cualquier avión es de delante hacia atrás. Por lo tanto, si de verdad te preocupas por respirar el aire más fresco o no pasar calor, siéntate lo más cerca de la zona delantera que puedas. La parte trasera de los aviones suele calentarse más”.
Piloto.

TRAS LA PUERTA DE LA CABINA

“El avión siempre lleva dos pilotos y hasta tres en viajes largos. Así que nos turnamos y vamos a descansar a un asiento de primera clase o a la litera que algunos aviones tienen. Ahí sí puedes hacer lo que quieras: dormir, leer, ver películas”.
Antonio Vargas.

“¿Puedes dormir en la cabina? Hay un estudio de la Nasa que te recomienda dormir microsiestas de 20 minutos, se llaman Power Nap. Si te coordinas con los compañeros con los que vuelas, se duermen un ratito cada uno”.
Erich Otero.

“La gente se cree que un avión vuela solo. Créeme: eso no es verdad. Puede volar por sí mismo algunas veces. Pero tú siempre tienes las manos sobre los mandos por si ocurre algo. Y ocurre”.
Piloto.

UN PAR DE REFLEXIONES FINALES

“Trabajamos seis días y descansamos uno. El momento más triste es cuando llegamos al hotel, después de varios días fuera de casa: es muy incómoda la soledad”.
Miguel Rojas.

“Esta es toda la verdad sobre el trabajo en una compañía aérea: no tienes tanto tiempo libre como tus vecinos se creen, ni muchísimo menos tanto dinero como tus parientes se piensan, ni tantas novias como tu mujer piensa que tienes. Aun así, no me puedo creer que me paguen por hacer este trabajo”.
Piloto comercial.

 
Vote it up
1117
¿Te ha gustado este artículo?Vote it up

Hacer un comentario



Se busca: ¡Una buena historia!

Escríbanos y podrá ganar:

90€ por cada historia verídica e inédita que sea publicada en ¡Qué cosas!.
60€ Por lo que se publique en GajesNiños o Comedia Estudiantil.
30€ por cada texto publicado en Risas.

Envíenos

Newsletter

Newsletter