Carta de la editora

Siempre resulta complicado hacer una selección cuando hay mucha oferta, y sobre todo, si esta es buena. En este número, no sabría por dónde empezar, pero “En apuros sin el navegador” me ha llamado la atención. La historia sobre una familia que se extravía en la naturaleza, rodeada de nieve. Lo novedoso es el análisis sobre la capacidad humana para la orientación, o la falta de ella, en ocasiones por dejar de ejercitarla al cederla a la tecnología. 

La capacidad de orientación de las personas varía mucho en función de la edad, la genética y el género, pero en general es promedio. Si usamos el navegador continuamente, (me incluyo), perdemos nuestra innata habilidad de navegación, porque al cerebro no le gusta desperdiciar recursos que no se usan. 

No hay duda de la utilidad puntual de la tecnología, pero es necesario seguir ejercitando nuestro mapa cognitivo si no queremos
dejarlo en desuso.

Por otro lado, hablamos de las innovaciones que están teniendo lugar para hacer del mundo un lugar mejor. Entre ellas, la reforestación de las grandes urbes, como el proyecto del Bosque Metropolitano de Madrid, que ayudará a crear una ciudad más habitable y amable. Y muchas más ideas que dan muestra del ingenio humano.

En el mes, comercialmente hablando, del amor, hablamos del origen del acto de besar. ¿Por qué empezaron los humanos a besarse en la boca? Por la paz, para reproducirse… y para alimentarse.

Disfruta de la lectura y elige tus favoritos de febrero. 

Foto: Pablo Rodrigo

Nuestras redes sociales